Investigador del CEAF participa en importante seminario sobre innovación empresarial

La Región de O’Higgins fue la primera del país en aprobar en 2012 la Estrategia Regional de Innovación (ERI), basada en fomentar la innovación empresarial, especialmente en los sectores agroalimentario, turístico y minero. Actualmente, el Gobierno Regional es el primero en el país en iniciar el proceso de actualización de ésta mediante un arduo trabajo de planificación llevado a cabo con el apoyo de CONICYT y de la consultora del País Vasco  INFYDE.

En una primera fase se evaluó la Estrategia vigente, y para ello se midió la ejecución, sus resultados, el impacto, así como también sus mecanismos de gestión incluida la gobernanza, buscando recoger lecciones y sentar las bases de una nueva estrategia. Estos resultados dados a conocer a fines de agosto ante el Consejo Regional, fueron expuestos el mes pasado en el Seminario “Innovación Empresarial: ¿Cómo vamos en la Región?” dictado en el Salón O’Higgins en Rancagua. Más de un centenar de empresas, productores, emprendedores, académicos, investigadores, funcionarios públicos, entre otros asistentes conocieron los alcances de esta evaluación, realizaron consultas y participaron de un panel para debatir en qué momento se encuentra la región de O’Higgins en cuanto a innovación

El investigador del CEAF Ariel Salvatierra, fue el encargado de representar en el panel a los centros de investigación, quien comentó que: “Para mí es de gran importancia representar a CEAF en instancias de discusión de los lineamientos de innovación de nuestra región y contribuir a que desde ella se ofrezcan adelantos y soluciones a problemas productivos importantes para el desarrollo nacional”, señaló.

En ese sentido, CEAF, está dando un potente impulso al desarrollo productivo del sector frutícola, especialmente en el rubro de frutales de carozo, pero también, resolviendo problemáticas relacionadas con la producción hortícola. “El gran mérito de CEAF, junto con el de los demás centros de investigación de la zona, es hacer avances científicos y tecnológicos desde la región para la región, entendiendo de mejor manera las problemáticas locales”, indicó Salvatierra.

Una de las principales conclusiones de surgieron en el seminario, fue que la ejecución de la estrategia contribuyó a generar iniciativas de innovación en la región, porque permitió alinear financiamiento y ejecución de proyectos en los ámbitos de acción que se identificaron como brechas para su desarrollo.